MENÚ

8 consejos prácticos para aplicar en tu web

Me rodeo con negocios de diferente sectores y muchas veces, mientras bicheo sus webs, me pongo las manos a la cabeza. ¡Qué lástima! Con el producto/servicio tan bueno que tienen y qué desperdicio de web. No me malentendais. Yo las veo con ojos de diseñadora y desarrolladora y percibo cosas que ellos se les puede pasar por alto. Por eso hoy quiero compartir 8 consejos sencillos que puedes aplicar en tu web ahora mismo y mejorarla a nivel de diseño y usabilidad.

1. Mantén el diseño simple y limpio: Si tienes una web con un diseño sobrecargado y desordenado puede distraer a los usuarios y hacer que la navegación sea más difícil. Así que, asegurándote de que tu diseño sea simple, fácil de entender y que tenga un aspecto limpio, conseguirás mantenerlos en tu web.

2. Crea una jerarquía visual: Es importante que los elementos de componen tu web estén organizados en un orden jerárquico ¿Qué quiero decir con esto? Me refiero a que los elementos más importantes deben destacarse más que los menos importantes. Haz uso de titulares atrayentes y que resuman cada apartada. Piensa que mucha gente lee la web de titular en titular y, luego ya si le interesa, lee el bloque de texto.

3. Usa una paleta de colores coherente: Mantén una paleta de colores coherente en toda tu página web y, por supuesto, que sea la misma que la de tu marca. Esto ayudará a remarcar tu identidad visual de marca y dará a tus visitantes toda una experiencia de usuario.

4. Utiliza fuentes legibles: Asegúrate de que la fuente que uses sea fácil de leer. Las fuentes sans-serif suelen ser las mejores para la web, ya que son más fáciles de leer en pantallas pequeñas. Además, te aconsejo no abusar de diferentes tipografías. Elige una para titulares y otra para los textos y manten esa combinación durante toda la web. Fontjoy es una herramienta muy útil para ello, te genera combinaciones bonitas de tipografías que puedes aplicar a tu marca.

5. Haz que tu sitio web sea responsive: Es importante que tu sitio web sea responsive, es decir, que se adapte a diferentes tamaños de pantalla. Si trabajas con un constructor visual en WordPress como, en nuestro caso, Elementor, es muy fácil de adaptar el diseño.

6. Optimiza las imágenes: Las imágenes son una parte importante de la web, pero también pueden ralentizarla. Asegúrate de optimizar las imágenes para que se carguen rápidamente sin comprometer la calidad. Te dejo un reel donde explicamos cómo hacerlo.

7. Incluye llamadas a la acción claras: Asegúrate de incluir llamadas a la acción claras y bien ubicadas para que los usuarios sepan qué se espera de ellos y cómo pueden interactuar por la web. ¡Dirígelos a tu servicio o producto más interesante!

8. Haz pruebas de usuario: Antes de lanzar tu página web, haz pruebas de usuario para asegurarte de que la navegación es sencilla, los botones son fáciles de encontrar y que la experiencia general es buena. Enviásela a amigos y familiares y que te den feedback. A veces se nos pasa cosas por alto que ellos pueden identificar por nosotros.

Espero que os haya resultado interesante y que podáis aplicar estos consejos prácticas en vuestras propias webs. Si, por el contrario, quieres una web que ya cumpla con estas premisas y olvidarte de estos asuntos técnicos, nuestras webs prediseñadas son tu solución. Lo hacemos todo por ti y tú solo tienes que ocuparte de lo que realmente importa de tu negocio.

¿Te ha gustado el post? Guárdalo en Pinterest para tenerlo siempre a mano.

Marta Pallares

Marta Pallares

Diseño y desarrollo web

COMPARTIR EN...

Planificador de web GRATUITO